Tipos de procesos selectivos

Existen tres tipos de procesos selectivos:

  • Oposición. En este tipo de proceso se tiene que realizar una o más de una prueba de carácter eliminatorio, que pueden ser teóricas o prácticas. . 
  • Concurso. Se tienen en cuenta los méritos del candidato, como por ejemplo, formación realizada, experiencia laboral y antigüedad en la Administración. En las bases de la convocatoria del concurso aparece el listado de méritos que se pueden presentar y la puntuación que se obtendrá por cada uno de ellos.
  • Concurso-oposición: Es una combinación entre los dos procesos anteriores. Se tiene en cuenta la prueba o pruebas que se realizan y también los méritos de los candidatos. El peso específico, el orden y el carácter de cada prueba o mérito dependerá de cada Administración.

Las personas que consigan mayor puntuación en el proceso selectivo son las que conseguirán la plaza.